Es

La Spirulina durante el embarazo y la lactancia aporta gran cantidad de nutrientes necesarios que benefician tanto a la madre como al bebé.

Spirulina es un Alimento ideal para Mujeres en Estado de Embarazo

La Spirulina es consumida como complemento alimenticio, gracias todos los elementos beneficiosos que aporta al organismo.

En el caso de las embarazadas o mujeres en periodo de lactancia, la Spirulina no es perjudicial para la madre ni para el bebé, ya que gracias a su composición nutricional aporta gran cantidad de proteínas, vitaminas, minerales, hierro.

Beneficios durante el embarazo:

La Spirulina durante el embarazo es beneficiosa ya que contiene:

  • 4 veces más calcio que la soya y 8 veces más calcio que la leche fresca
  • 3 veces más proteína que el hígado
  • 20 veces más betacaroteno que la zanahoria
  • 34 veces más hierro que la espinaca
  • Mucha más vitamina B12 que el huevo

Es importante señalar que el déficit de hierro es uno de los problemas más habituales en etapa de embarazo, con los que se encuentran las mujeres y afectan tanto a la mamá como al bebé. Por eso, durante este periodo es importante que el hierro se mantenga en buenos niveles y la Spirulina es un complemento natural muy rico en este mineral.

Si una mujer está baja de hierro, esto puede afectar directamente a la formación del niño que puede nacer con un peso inferior del que debiera; la madre también puede estar con un sistema de defensas más bajo y, por tanto, más predispuesta a padecer enfermedades. Por lo tanto, es importante que los niveles de hierro se mantengan en buen estado durante este periodo y la spirulina es un complemento ideal para ayudarte a conseguirlo.

Además la alta concentración de hierro de la Spirulina asegura una buena reserva de este importante mineral en la sangre, manteniendo a la madre saludable. Por otro lado, el aporte en vitamina b12 favorece un buen nivel energético.

Para mayor información sobre el consumo de Spirulina en el embarazo y la lactancia: Aquí.