La Spirulina en Chile es cultivada en la Pampa del Tamarugal. Un desierto con las características óptimas para el cultivo de este superalimento.

Una mezcla de yogurt con plátano y de la microalga spirulina en polvo basta para comenzar de la mejor manera el día. Es que esta microalga ya muestra sus propiedades en Chile luego de que un empresario mexicano comenzara su cultivo en la Pampa del Tamarugal.

La Spirulina en Chile también se exporta

En un mes el dueño de Solarium Biotechnology SA, el mexicano Alberto Shamosh, llega a exportar hasta cuatro toneladas de este producto.

“Con una cucharada de Spirulina, este alimento entrega gran cantidad de nutrientes”. El alimento se comercializa un 50% en México. Un 30% en Europa. 10% en Estados unidos y 10% en Chile.

En las cercanías de La Huayca, a un costado de la carretera se pueden apreciar imponentes piscinas ovaladas en las que el agua es impulsada por motores para su movimiento. Es en este hábitat creado donde se produce esta microalga verdeazul que pasa por un riguroso tratamiento productivo. La Spirulina en Chile es de muy buena calidad.

¿Como es la Planta?

La planta de Spirulina Mater son 12 hectáreas con una capacidad de 28 piscinas. Una más de evaporación. Actualmente trabajan 14 personas en el lugar. Todo comenzó con pequeños proyectos en el año 1992.

“Se vende en polvo y cápsulas. El polvo se mezcla con alimentos y es muy versátil. Con jugos frutales y sabores salados”. Sostiene el empresario mexicano, quien agrega que 150 cápsulas tienen un valor cercano a 9 mil pesos.

La Spirulina es una microlga que se puede apreciar en microscopios. La primera parte del proceso es poner esta alga en un tubo de ensayo para que crezca. Necesita algunos nutrientes, calor y luz. Luego se traspasa a vasos más grandes. Posteriormente a estanques gigantes de 200 metros cúbicos. “Es muy importante que el agua circule para que a todos los filamentos les llegue la luz solar”, asegura Shamosh. Se filtra mediante una malla. Allí queda la biomasa que pasa por un sistema de vacío. Luego un homogenizador y después se seca. Se opera con un secado spray similar el que se utiliza para la leche.

“La Spirulina se conocía en México desde hace muchos años. Era un alimento Azteca. Desapareció porque el desarrollo arrasó con el lago donde crecía”, dice el empresario. Asegura que la Pampa del Tamarugal presenta óptimas condiciones para su producción.

Finalmente cabe resaltar que Solarium cuenta con nuevos productos. La empresa trabaja diariamente para fortalecer la producción de Spirulina en Chile.

Tomado de: www.estrellaiquique.cl/